Puedo tejer los puntos más lindos esta noche 
imaginando una pared desnuda, un suelo olvidado
un espacio vacío, un cuerpo acurrucado
sintiendo entre los dedos el calor de los hilos
la textura de las lanas, la cosquilla de las fibras.

Puedo tejer los puntos más lindos esta noche
recordando amores y desamores
¡Cómo no haber tejido sus ojos fijos!
La noche está estrellada y el telar está conmigo
y la canilla cruza en trama como al paso el rocío.

De otro. Será de otro. Como antes de mis dedos.
Su color, su cuerpo entrelazado, su historia infinita.
Porque en noches como ésta, lo tuve entre mis manos,
mi alma se contenta con haberlo tejido.

Aunque éste sea el último punto que él me inspira,
y éstos sean los últimos lazos que yo le tejo.

Ximarte logo